Solo puedo decir que fue una tranquilidad trabajar con Marta desde el primer momento. Para empezar el detalle del presupuesto que nos envió en comparación con otras empresas. Para seguir, las semanas previas nos iba informando de todo y el contacto fue continuo desde el principio. Su trabajo fue impecable y eso se notó el día de la boda, lo organizó todo con un gusto exquisito y estuvo pendiente en todo momento de que nada estuviera fuera de lugar. El control fue total y nos hizo sentir muy seguros, justo lo que se necesita para vivir el momento plenamente. Repetiremos seguro!!!