PROTOCOLO: El vestido de Novia

El vestido de Novia, por tradición,  es el secreto mejor guardado para todos los invitados pero especialmente para el Novio.

Dicen que da mala suerte que lo vea antes de la Boda, pero lo cierto es que a la Novia le gusta estar preciosa ese día tanto como causar sensación. Y no es para menos.

Realmente es un día único, extraordinario.  Y no dudes que todas las miradas estarán puestas en ti. Por eso tú eres la persona que haces ese día especial. Cuando entres en el lugar de la ceremonia absolutamente todo el mundo se girará para contemplarte, a ti, tu maquillaje, tu vestido, tu entrada… Pero es un momento mágico que dura apenas décimas de segundo y por eso debes estar a la altura.

El vestido que vayas a elegir lo harás en función de tus gustos, del tipo de ceremonia, del lugar dónde se realice… en definitiva, de tu estilo de vida y tu opción personal.

Y debe ser así

Es difícil de entender un cambio radical en gustos  y  ¡¡durante un sólo día!!  Es algo que no pega, totalmente postizo y  en definitivas cuentas, “raro”. Lo que te pasará es que los comentarios que corran entre los invitados hagan referencia al tema:

 

¿está guapa?…sí

¿es ella?…no

 

Y no olvides que este tipo de cuestiones las debes evitar. Porque no hay nada más bonito que ser tú misma y mantener tu estilo por encima de todo. Ser coherente con tus ideas y tu forma de vida te hace libre y sin ataduras. Son conceptos claros que te inspiran día a día y te ayudan a seguir adelante.

 

Por eso te digo que debes ser tu misma como Novia y la elección del vestido es fundamental para ello. 

 

Porque cuando una es bonita por dentro, no necesita nada más. Conceptos como la educación, el saber estar, la dulzura, el cariño, el respeto… a pesar de ser inmateriales son los que te hacen como persona y es lo que se ve por fuera. Es lo que transmites a los demás, sencillamente es lo que te hace como persona:

 

Lo que eres

 

Una Novia bonita por dentro lo tiene todo. Sólo le falta “adornar” el exterior con un vestido acorde a su personalidad y a la situación: El Vestido de Novia. Y eso es fácil. Sólo hay que resumirlo en menos es más y acertarás.

 

 

Por eso, aquí te dejo una   ficha de protocolo sobre el Vestido de Novia.   Cuatro ideas claras y fundamentales que es posible que no tengas presente a la hora de decidir y que te ayudarán a ello.

 

Cuatro ideas que facilitarán tu elección y aunque formen parte del protocolo sencillo y accesible que te presento, puedes utilizarlas en tu propio estilo de vida como concepto base, independientemente del rito que utilices para casarte.

 

Diapositiva1

 

 

Espero que te sea de ayuda.

Un beso grande.

 

Marta Ardanuy

Wedding Planner & Designer