PROTOCOLO: El traje del Novio

El traje del Novio, aparentemente, pierde relevancia ante la elegancia y hermosura de la Novia el día de la Boda. Pero nada más lejos de la realidad.  El Novio también es el centro de atención y saldrá junto a la Novia en la mayoría de las fotografías que se realizarán.  Así que, no sólo es importante, sino, que además depende de él fomentar y engrandecer a la Novia en un día tan importante.

Claro que cada Novio es diferente física y psicológicamente y por eso todos los trajes no deben ser iguales. A cada uno… lo suyo. El traje debe englobar el estilo del Novio y su personalidad. Sus características más comunes, su forma de ser y de actuar. Debe ser congruente con el estilo de Boda que se va a realizar y por descontado… debe complementarse al de la Novia.

 

 

Fíjate cuántas condiciones debe cumplir. Por eso te digo que no es más irrelevante ni menos importante que el de la Novia.

Sencillamente son … diferentes…  y complementarios.

 

 

Sobretodo, no debes olvidar el estilo del Novio a la hora de escoger el tipo de traje que va a lucir: su personalidad y su físico.  El día es muy largo y puede llegar a ser agotador, aunque… fantásticamente… agotador.

 

Ser él mismo y sentirse cómodo.

 

 

Este es uno de los firmes pilares que abanderan la elección. Seguridad y comodidad. A partir de ahí, cada estilo tiene unas características determinadas que el Novio puede personalizar y hacer suyas en cualquier momento.

Una Boda Clásica, Boho-Chic, Rústica… partiendo de una base que habitualmente marca la tradición y únicamente con pequeños detalles el Novio puede llegar a ser una auténtica Bomba!.

 

 

A pesar de todo y antes de presentarte la nueva entrega de Protocolo acerca del Traje del Novio, hay unos pequeños detalles que debería tener en cuenta el Novio, independientemente el estilo y de la personalidad.

  1. Hay múltiples opciones de cuello. Corbatas, Pajaritas, Pañuelos, no poner nada… acompañados de distintos nudos, telas, estampados… Más o menos divertidos y elegantes que, ten por seguro, triunfarán.
  2. Los botones de la chaqueta o se abrochan o no se abrochan y si  lleve tres, el último SIEMPRE desabrochado.
  3. Los zapatos se estrenan antes o corres el riesgo de que te duelan y te estropeen el día.
  4. Ten cuidado con los bolsillos. El día de tu Boda no llevas pantalones de Scout, llenos de bolsillos que hay que llenar y no necesitas herramientas tipo MacGyver. Te vas a casar no a montar nada. Si necesitas tener cerca objetos tipo, el estuche de las lentillas, gafas de sol, pañuelos… lo que sea que creas que puedes necesitar, prepara una bolsa pequeña y dásela a alguien de confianza que te la guarde.
  5. El reloj debe dejar de ser una herramienta habitual. Sustítuyelo por otro de importancia emocional para ti: el de tu padre, el de tu abuelo… aquel que te haga sentir especial  independientemente del mero hecho de marcar la hora.

 

 

Así que te dejo la siguiente ficha de Protocolo sobre el Traje del Novio.  En ella te apunto las ideas tradicionales a las que se debe ajustar, pero recuerda que cada uno es un mundo y que nada hay más bonito, exclusivo y elegante que ser uno mismo en todas las ocasiones, incluida tu Boda.

 

 

Atrévete a destacar con pequeños detalles sin perder la elegancia del Protocolo, pero recuerda que el que te casas eres tú.

traje novio

 

 

Un beso muy fuerte.

Marta Ardanuy

Wedding Planner & Designer