Tete & Jaime. ¿Cómo decorar una Boda?

Hay personas a las que debemos mucho… y Concha fue para mi una de ellas

 



Así que cuando me dijo que su hija se casaba y que necesitaba un poco de ayuda, no me lo pensé dos veces y me puse en marcha.


Con todo mi cariño, os cuento lo que el-Buixo eventos preparó para su boda.

 A pesar de haber muchos invitados, todo lo que la novia quería era sencillo…como sencilla es ella.

Los detalles para los invitados los preparamos nosotras para la ocasión y consistieron en unas macetitas de barro con diferentes cactus. Les añadimos unos carteles en los que se daba las gracias a todo el mundo por asistir a una celebración tan importante para ellos: su unión

El lugar elegido para el evento fue la Catedral de Huesca para la ceremonia y el Castillo de San Luis para la cena. Lugares espectaculares para la organización de Bodas y eventos en Huesca.


El-Buixo trabajó en el exterior del Castillo, un lugar excepcional por las posibilidades que ofrece para decorar. 

A la novia le hacía mucha ilusión decorar la zona de cóctel con unos cuantos bodegones rústicos: cajas de madera, velas, paja… siguiendo una misma linea pero personalizando un poco según la importancia que se les diera.

Realizamos pues un Bodegón de Bienvenida. Es el más importante como tal, ya que presenta el evento. Los tonos cálidos  resaltan sobre el verde del césped.

El Bodegón que daba entrada al salón envolvió el mesero. Realizado con ventanas viejas y tela conejera. El nº de mesas lo repartían unos pequeños nidos con huevos de codorniz.

Para las flores utilizamos pequeñas latas decoradas con tela de saco.  Los colores daban vida al bodegón, ya que debido al  material utilizado había que romper la monotonía cromática. Las flores siempre son adecuadas para ello.

Los atillos de olivo en todos relajaban la composición, dándole un toque elegante.

 Los otros tres bodegones fueron más pequeños pero siempre siguiendo la misma linea que Tete quería… la sencillez.

Los distribuimos entre los distintos elementos que se encontraban en el jardín: mesas y sillas de invitados, árboles… intentando repartirlos entre todos ellos para equilibrar la decoración.

Las viejas telas de colchón, unificaron los distintos elementos y les daban personalidad, a la vez que diferenciaban su importancia.


La decoración de una Boda es básica para personalizar el evento, tanto dentro del salón como en el exterior del lugar dónde celebres el convite. Tete lo sabía y por eso insistió tanto en cómo quería que fuera.   

 No podía faltar un pequeño photo-call. Colorido, con pompones, flores, tiras….pero sobretodo…muy divertido.

Esta “pequeña brisa” nos acompañó durante todo el montaje, pero no fue impedimento para que se lo pasaran de lo más diver.

Una polaroid, …un libro de firmas…

Pompas de jabón…

…Y material para fotos . Utilizamos los descargables  gratuitos de Mr Wonderful…y alguno más… estuvo genial!!!!

Ya en el interior del salón, las mesas se decoraron con plantas de aromáticas distintas en cada mesa. A Tete le apetecía que los detalles estuvieran allí, así que los coloqué en cada mesa, agradeciendo a cada uno de los invitados su presencia.

Estos detalles convirtieron en la boda de Jaime y Tete en un día especial y tal y como ellos habían soñado.

El salón quedó precioso.

Os dejo alguna instantánea más de la Boda.

Un beso para los dos!!