Por qué la decoración es tan importante en tu Boda

La Decoración de una Boda, cada vez más, es el reflejo de los novios: aventureros, románticos, rústicos, clásicos… y un sinfín cualidades más nos determinan el tipo de boda que será. 

Ni que decir tiene que, habitualmente, la responsable de la decoración de una Boda es la novia. Tú eres la que sueñas más abiertamente y la que pides más. Eso está genial, pues significa que tienes claro lo que quieres  así que continúa en esa línea y conseguirás tener tu Boda ideal aunque te cueste un poquito.

Es el día de cuento de hadas por excelencia y tiene que salir bordado. Así que todos los detalles cuentan y que se cuiden o no son la clave para que todos recordemos ese día como algo excepcional.

La decoración de la Boda es básica para plasmar la idea que tienes de ella y por descontado, para plasmar la personalidad de la novia. Hay infinidad de detalles, objetos, flores, farolillos… que acertando con la combinación convierte un espacio simple en espectacular.

 Cualquier objeto es capaz de adornar con clase uno de los días más bonitos de tu vida: viejos, nuevos, de la casa familiar, regalados, recuperados,encontrados, prestados… Pero, ¿sabes cómo queda mejor este tipo de decoraciones?  pues, 

 ¡mezclando estilos!

No te preocupes si crees que hay cosas que no mezclan bien, a veces, solo necesitan una capa de pintura, un envejecimiento suave, un cambio de color para que sí lo hagan.

Objetos + color + texturas + plantas= ¡Decoración perfecta!

A pesar de todo, deben tener una línea que unifique toda la decoración, una línea vehiculante que nos haga reconocer el estilo propio de la misma: romántico, viajero, clásico…

¿no lo has notado? ¡me encanta el estilo Shabby Chic! un poquito de aquí, un poquito de allá… ¿Te atreves? Sólo tienes que rebuscar por el cuarto trastero y dar una nueva utilidad a los trastos: utilizarlos para la decoración de tu boda:).