Una Comunión campestre en un lugar espectacular

¿Has pensado alguna vez en celebrar una Comunión Campestre en un sitio determinado? Seguro que hay un lugar especial en el que te encantaría hacerlo.

Estos son los ítems a tener en cuenta para organizar  una 1ª Comunión en la ermita de la Carrodilla. Un sitio espectacular e ideal para que los niños, verdaderos protagonistas de la fiesta, jueguen y disfruten de un día completo de felicidad.  

¡¡Ahh!! y los padres… tranquilos.


El lugar ideal en el que te encantaría celebrar tu fiesta es aquel que te mueve sentimientos positivos. Elegí la ermita situada en plena Sierra de la Carrodilla y que hace unos años sufrió un proceso de restauración haciéndola ideal para encuentros familiares y de estilo campestre

Piedra, naturaleza, silencio y … familia, qué más se puede pedir.

Un gran patio interior me permitió montar la zona de aperitivo antes de comer y las copas de después. 

Acondicioné las cuadras para preparar el comedor y coloqué unos geranios de un fucsia radiante en las ventanas que dan  al patio. Juega con los colores: piedra, verde y fucsia: espectacular combinación.

Una zona Chill-out campestre para los más pequeños.  Una manta hecha con retales  haciendo pachwork y unas sábanas blancas que utilicé como lienzo para “estampar” unos dibujos, fue suficiente para realizar este rincón.  

No te preocupes, siempre hay algo por casa que puedas utilizar. Sé creativa.

Sé original y práctica. A la hora de escoger las flores sigue la línea campestre y rentabilízalas.  Unos claveles mini en rosa y unas cinerarias fueron las plantas escogidas para la decoración floral. Una vez acabado el evento plántalas en el jardín,tendrán una segunda oportunidad.

Las flores siempre aciertan. Combiné el color rosa y el camel, dulcificando así los terrosos y verdes de la naturaleza. Todo giró alrededor de esta combinación cromática que  hizo de hilo conductor.

Dentro del comedor, preparé una mesa dulce con chucherías, magdalenas, el postre, los detalles que se iban a dar… Es necesario que pongas una  mesa de gala de estilo campestre, con todo lo que consideres importante. Cualquiera de los elementos que has preparado para dar, enseñar… son dignos de estar en un sitio de honor. Créalo, tu imaginación es básica para ello y olvídate de tener bolsas, cajas y cosas mil que guardan todos estos detalles en un rincón. Muéstralas.

Si el hilo conductor que has escogido es el color, utilízalo en los detalles decorativos que pongas.

Aprovecha los elementos arquitectónicos y dirígelos a tu objetivo, personalizarás el evento al 100% y tendrás elementos originales en tu decoración campestre.

Juega con las alturas y transparencias, es esencial para dar movimiento a la composición.

Busca la sencillez. Ganarás en elegancia sea cual sea el estilo.

Si eres aficionada a la repostería, atrévete a cocinar el postre, dándole ese “algo” familiar que necesita el catering.

Estilo campestre  y comer en mesa de gala es todo un lujo.

¡¡Estaba espectacular!!  Unas de mermelada de frambuesa y otras de crema.

El viejo pozo fue escenario de juegos infantiles y risas.

La niña se cambió por algo más cómodo y acorde con el estilo campestre de la fiesta, permitiendo que pudiera jugar con sus primos durante toda la tarde.

A pesar del día que era y del tipo de ceremonia que se realizó, recuerda que los vestidos largos, trajes blancos… son algo “incómodos” para correr y existe el peligro que se manchen irreversiblemente:) 

Así que organízale un día completo con juegos incluidos y sin censuras: lleva ropa de recambio… las fotos ya están hechas con anterioridad.

Un grupo de adolescentes “usurparon” el espacio creado para los niños. Los más peques prefirieron las ramas del árbol. Jugaron con una cuerda de saltar a la comba y con hula-hops.  

Crea espacios para distintas edades o grupos de cosas, juguetes… que puedan utilizar. Ellos mismos se diferenciarán e irán dónde más a gusto estén.

Unas sales de Baño con pétalos de Glicinia y aromatizadas fue el detalle que se escogió para dar a los invitados. 

Este es el aspecto sobrio y sencillo del espacio interior una vez recogido todo el montaje. Estoy convencida que estas cuadras enmarcarán más de un evento familiar.