Cómo organizar tu boda sin acabar atacada

Cómo organizar tu boda sin acabar atacada, es una pregunta retórica que seguramente te ha preguntado tu subconsciente alguna vez.  No es para menos. Estás temerosa de ponerte a ello, porque solo escuchas a los entendidos decir que cuesta muchísimo organizar una, o a las personas que ya la han realizado diciéndote que acabaron agotadas. 

Y es que todos nos sentimos en la obligación moral de avisarte, que no es tarea fácil. La organización de una boda conlleva tocar muchas teclas y hay que saber dónde, cuándo y cómo, pero sobretodo tienes que contemplar dos cosas:

El diseño de la boda
El presupuesto final con el que  quieres sufragarla

 

Y ahora viene lo peor y es que sin esto… no tienes por dónde coger la boda. Muchas amigas te dirán que ellas no  hicieron un diseño de la boda o que no tuvieron un presupuesto total para invertir en ella y que todo les salió genial. Bien, cada una es dueña de hacer lo que crea conveniente. Pero si quieres simplificar las cosas y evitar que los nervios te jueguen una mala pasada durante los preparativos de tu boda, esto te interesa.

Es importante que ahora hagas un ejercicio de reflexión y analices, así por encima, cómo fueron esas bodas que no necesitaron un proyecto de diseño. No hace falta que me contestes, porque seguro que doy en el clavo:

fueron bodas…  más de lo mismo

Las respuestas a la pregunta ¿Qué tal la boda? que SIEMPRE SE PREGUNTA DESPUÉS, seguro que fueron del talante de … igual que todas,… la comida muy bien (o muy mal), …como siempre,… siempre que voy a ese sitio hacen lo mismo… Y si no hay un presupuesto total al que debas regirte, esas bodas costaron un dineral (aunque no te lo digan). Además no debes de olvidarte del perfil de tu amiga, de cómo es, de qué espera, si ya le parece bien lo que hay sin indagar más allá… Pero tú quieres algo más y eso se nota, si no, no estarías leyendo este post.

Porque no es lo mismo tener claro lo que quieres y plasmarlo en un papel, que ir escogiendo cosas que te gustan a la tun tun, bien porque las ves y han funcionado en otra boda, bien porque te las ofertan y te dicen que son geniales y que triunfarás. Pero se puede triunfar igual con una ensalada y carne a la brasa en tu jardín y eso no cuesta tanto.

Así que retomo lo que te cuento. ¿Qué debes hacer?

Antes que nada conocer tu presupuesto total.  Seguro que ahora mismo estás pensando: ” pues si no tengo ni ideaaaa”.  Evidentemente que nadie sabe qué presupuesto tiene o cuánto vale la boda que le gustaría tener, pero sí que sabes lo que no puedes, ni quieres invertir en tu boda. Porque no se trata de hipotecarte, sino de casarte y pasártelo increíblemente bien para recordarlo siempre como el mejor día de tu vida.

Si no cuentas con un presupuesto total, todo lo que decidas hacer será un suma y sigue, llegando a cifras muy superiores a las permitidas y eso no puede ser. Es mucho mejor tener una cifra total e incluir en ella el vestido, el banquete, el viaje, los detalles…. Evidentemente eso condicionará el concepto de boda, pero para eso está el proyecto de boda.

El Proyecto de boda consiste en diseñar la boda que te gustaría celebrar desde el principio hasta el final,pero ¡cuidado! hablo de conceptos no de cosas concretas. Empieza siempre de mayor a menor, y respondiendo siempre a conceptos antónimos. Las preguntas que te debes hacer hacen referencia, por ejemplo, a los siguientes conceptos:

  • Medio rural o medio urbano
  • Al aire libre o en unas instalaciones cerradas
  • Rito civil o religioso
  • Boda clásica, temática, bohemia, party boda…
  • intima (hasta 20 invitados), pequeña (hasta 90-100 invitados), grande (a partir de 100-150 invitados)

 

Una vez tengas estos conceptos decididos y plasmados en un papel, debes empezar a desgranarlos uno a uno, desarrollando el proyecto. Todo lo demás, todo lo que quieres que tenga tu boda tiene que ir, forzosamente, dentro de los  distintos capítulos del proyecto que vas a desarrollar:

  • Fecha
  • Restaurante
  • Música
  • Detalles para regalar
  • Decoración
  • Vestido de novia y complementos
  • Viaje…

Todas las decisiones que tomes estarán supervisadas y controladas por tu proyecto. Ya decidirás si vas a poner tarros de cristal con liza en los centros de mesa o si tu photocall será con pacas de paja o con disfraces del fondo del mar. La verdad es que estos detalles son los de menor importancia a la hora de organizar la boda, porque si tu  diseño y planificación (o sea tu Proyecto de boda) está bien diseñado, él mismo te lo dirá. Y si no… siempre puedes delegar tareas o servicios a un profesional para que te ayude.

 

La clave para poder vivir sin estar atacada es una buena planificación.

Pero mira con atención este video, y si tienes dudas, llámame.

Mira este enlace

 

Espero que te sirva y puedas celebrar la boda de tus sueños, sin nervios que ataquen:)

 

Un beso muy fuerte

Marta Ardanuy

Wedding Planner & Designer