5 Características de un bodegón decorativo de éxito

5 Características básicas para conseguir un bodegón decorativo de éxito

 

Cada vez más, la decoración en las bodas tiene un papel definitorio. Una boda con la decoración estándar del restaurante que has decidido y te encanta, en la que no hay ni un sólo punto de personalización, ni siquiera se percibe. Sencillamente, ¡No está decorada! y es que, que el lugar sea espectacular no es excusa para no aportar algo de ti en tu propia boda. 

Hemos pasado de no pensar en ella, de asumir que el restaurante se encarga, de “como que está incluido en el  precio… ya está bien”… a cuidar hasta el más mínimo detalle y de eso, de la decoración, se acordarán todos tus invitados. Miden la originalidad, la puesta en escena, el tema, las combinaciones, si te “pega” o no te “pega”… porque los invitados, cuando van a una boda lo miran absolutamente TODO.

 … y  si no, acuérdate! 

Cuando eras pequeña  la decoración que había en una boda se reducía a un centro floral, más o menos acertado, en el centro de la mesa.  Fíjate que lo que se decoraba no era la boda, si no, la mesa. De ahí se pasó a “utilizar el mismo centro” en todas las bodas del día o incluso del fin de semana (total, las flores aguantan y los novios no se dan ni cuenta). Ahora no es así.

La decoración de una boda se reparte entre los distintos bodegones que la componen. Evidentemente, los bodegones los decides tu pero siempre hay un mínimo que no deben faltar. Son rincones que necesariamente vas a poner y que deben estar decorados:

  • Bienvenidos
  • Seating Plan
  • Centros de mesa o composiciones decorativas en las mesas

A partir de ahí el resto (Photocall, Photo Booth, Libro de firmas, “in memoriam”, Beauty Corner…) puedes ponerlos o no , incluso te los puedes inventar.

Pero a lo que voy…

Los bodegones deben tener unas características básicas que deben cumplir sí o sí.

  • Deben ser el nº necesario para cubrir todo el espacio por el que transcurrirá la boda.  Poner sólo los indispensables ( o sea tres) cuando la boda se desarrolla en una finca de 1000m2 , es ridículo.  De la misma manera que si la boda es reducida, pocos invitados y en un espacio pequeño, inundarlo de bodegones es un despilfarro de creatividad que no percibes y nada adecuado. Así que decide el nº que quieres tener en función del espacio a cubrir y tus recursos.
  • Deben estar todos unificados: un color, un tema, un estilo,… todos deben tener un aspecto común que determinen el tipo de boda que quieres.
  • Cada bodegón debe ser una única puesta en escena, formando parte de un todo. No se trata de poner unas cuantas cosas en un mismo sitio, se trata de decidir qué cosas pones y cómo las pones para que (con algo más que lo cohesione) puedas crear un bodegón exento que “pegue” con el resto de bodegones y entre todos DEFINAN  la decoración de tu boda

 

Y es que una cosa son peras … y otra… manzanas.

Dejar caer en un mismo lugar  un montón de objetos, porque los tienes y porque cada uno por si solo es bonito (peras)… no es lo mismo que , decidir y escoger lo que vas a hacer, cómo , con qué y de qué manera y conseguir con ello la decoración que quieres para tu boda.  Esto último, son las manzanas. El resultado depende de lo que decidas que vas a hacer si usar peras o conseguir manzanas de alta calidad.

  • Los elementos de cohesión fundamentales son básicamente dos. Por un lado plantas en cualquiera de su extensión: flores naturales- ramas-hojas-ramos… y por otro las telas. Piensa en ellas cuando definas el croquis del bodegón y cuenta que deben estar presentes en todos los bodegones que hagas.

 

  • Menos es más. Acuérdate de ésto. Es importante que hagas un croquis de tu idea de bodegón. Para ello no es necesario que domines el dibujo, así que no tienes excusa. Define los volúmenes y las formas.  Dibújalas. Sustitúyelas  poco a poco con los objetos que ya has decidido que vas a utilizar (ten en cuenta que tienes que tener el mismo tipo de objetos para todos los bodegones que hagas y más o menos la misma cantidad). Es preferible que no hagas un bodegón raquítico  y enfermizo, a que utilices todo lo que tienes sencillamente porque lo tienes. Así que si te sobran cosas, guárdalas, pero no montes nada con los restos a no ser que tengas claro que haces un bodegón completo.

 

Cualquier duda que tengas, estaré encantada e ayudarte. Tu boda debe tener una decoración exquisita.

Un beso

Marta